26 de junio de 2008

Administración de la Iglesia Cristiana

Estudio Etimológico e Histórico del término Iglesia

Los escritores veterotestamentarios usaban cualquiera de estas dos palabras hebreas edhad y qahal para referirse a la reunión del pueblo de Israel se usaba con más frecuencia en los libros históricos para referirse al pueblo o asamblea de los hijos de Israel. El profesor L.Berkhof citando a Hort dice que después del exilio, los judíos de habla griega traducían la palabra qahal por ekklesía y designaban con ella tanto la congregación de Israel como una asamblea de la congregación.

Hay dos palabras usadas en el Nuevo Testamento para referirse a una congregación: sunagogué y ekklesía. Los léxicos de Thayer y Pabon dicen que el término sunagogué significa reunir a una asamblea se usaba también para designar el lugar donde se congregaban los judíos: sinagoga.

La palabra ekklesía es un nombre verbal, el verbo ekkaleo significa da la idea de un grupo sacado o llamado. En Mateo 16:18: “Sobre esta roca edificaré (oikodomeso) mi iglesia (ekklesía)”. El adjetivo posesivo “Mi” al lado del nombre iglesia hace de Cristo el fundador y dueño de la iglesia.

El Dr. A. Strong la define así: “La iglesia de Cristo, en su mas amplio significado, es la compañía total de regenerados de todos los tiempos y edades en el cielo y en la tierra”.

Koinonía es el término griego que describe la unidad espiritual y física de la iglesia

Una de las características de la iglesia primitiva era su perseverancia en la doctrina de los apóstoles en la comunión unos con otros, el cristiano participa de esa comunión desde su conversión. Se trata de una comunión social y espiritual, la frase latina Communio Sanctorum o comunidad de los santos identifica a la iglesia como un cuerpo en plena comunión Cristo la cabeza, el cuerpo la iglesia.

¿Qué es la iglesia de Cristo en el sentido administrativo?

La iglesia es la agrupación de cristianos cuyo desarrollo doctrinal y práctico depende de la Biblia y del Espíritu Santo a través de la participación y utilización de todos los recursos humanos y materiales.

La Biblia como fuente inagotable de sabiduría abunda en información y ejemplos sobre la organización y el orden en materia administrativa, en la creación Dios demuestra su habilidad administrativa planeando, ejecutando, organizando y evaluando cada etapa creativa realizada nada escapa a su control divino no le falta ni le sobra nada. Es el resultado de una buena administración que tiene todo previsto, dispuesto a la hora indicada.

En el éxodo también se aprecian ejemplo de una excelente administración tal es el caso de Moisés tratando de atender él solo las actividades y problemas de todo el pueblo. Su suegro Jetro le recomienda seleccionar hombres de virtud para delegarles y compartir con ellos las responsabilidades en medio de una agitada comunidad.

Otra lección es la de la organización del campamento y del tabernáculo. Cada tribu se ubicaba en el lugar que le correspondía, tanto al reposar como al movilizarse se observa en el campamento un orden. Nadie hacia lo que no se le había indicado y los que tenían que hacer algo lo hacían con exactitud. El tabernáculo fue diseñado de acuerdo con el plan ordenado. El servicio sacerdotal se realizaba por turnos y de acuerdo con un manual, el levítico. En la adoración, en la marcha, o en la guerra el pueblo se movía como un solo hombre.

La iglesia está fundada sobre bases administrativas

El administrador por excelencia Cristo; sentó las bases de una organización universal. La técnica de la acción concentrada se ve en que, aunque el Señor predico y llamo a las multitudes, escogió un pequeño grupo de doce para comisionarles la continuidad de la obra que el había iniciado.

Pablo en la carta a los Corintios enfatiza que el siervo de Dios debe ser un buen administrador “se requiere de los administradores que cada uno sea hallado fiel” en este pasaje se establecen tres hechos:

Primero, que para ser administrador de los misterios de Dios es necesario ser un servidor.

Segundo, que los misterios de Dios es decir, la iglesia con todos sus factores divinos y humanos es un cuerpo administrable.

Tercero, que el requisito por excelencia para participar en la administración es la fidelidad.

La Iglesia es una verdadera empresa administrable

Una empresa, como la describe el profesor Reyes Ponce, esta formada por tres elementos: bienes materiales, o elemento pasivo; hombres, o elemento activo, y sistemas o normas de conducta, disciplina y orientación. La iglesia esta integrada por estos tres tipos de elementos.

1- Bienes Materiales: para el desarrollo de sus múltiples actividades la iglesia adquiere propiedades inmuebles, edificios, mobiliario, equipos y materiales. El pueblo de Dios ha poseído siempre este tipo de pertenencias se puede comprobar viendo al templo del Antiguo Testamento como también a las posesiones de la iglesia primitiva.

2- Hombre: el elemento humano es la parte vital de la iglesia y constituye el factor primario en la administración. Aunque se dice que tratar con gente es la tarea más difícil; pero tratar con la gente de Dios aplicando las técnicas de un verdadero líder cristiano resulta una experiencia especial e inspiradora. Se descubren talentos, se preparan y se les ocupa en la obra como una labor cumbre de un ministro.

3- Sistemas: la iglesia posee manuales, constituciones, reglamentos, etc., pero la base de su gobierno y disciplina es la Biblia.

Oficiales y Gobierno Eclesiástico del Nuevo Testamento

El Gobierno de la iglesia se basa en el Nuevo Testamento

A través de los siglos han existido grupos opuestos a todo tipo de gobierno eclesiástico, argumentando que cuando se establecen reglas o jerarquías organizacionales se obstaculiza la expresión del Espíritu Santo y no se sigue la voluntad de Dios sino de los hombres. La experiencia se ha demostrado en distintas ocasiones que la única libertad que perdura y fructifica es la que surge de una organización equilibrada, donde los derechos humanos son respetados, reina el orden y la justicia. El orden libera; el anarquismo cautiva.

El anarquismo y el desorden han conducido a las masas a la frustración y a la ruina Prov. 11:14 dice: “donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; más en la multitud de consejeros hay seguridad”. Esta es una verdad contundente contra el anarquismo y lo es también contra el despotismo.

La iglesia no tiene necesidad de oscilar entre el despotismo y el anarquismo. El Nuevo Testamento establece las bases para una administración equitativa. No se espera hallar en la Biblia cada detalle del programa administrativo; pero si se debe depender de ella para el establecimiento de oficiales, normas y objetivos.

Oficiales de la Iglesia según el Nuevo Testamento

Un estudio exegético y comparativo de Efesios 4:11 ilustra la técnica administrativa de Cristo al establecer oficiales, tanto ordinarios como extraordinarios: “y él mismo constituyó a unos apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros”. La razón de estos nombramientos se expresa en el verso 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio para la edificación del cuerpo de Cristo.

1- Oficiales Extraordinarios

a) Apóstoles: un apóstol (del griego apóstolos) era un delegado, un mensajero, un enviado con órdenes. En Lucas 16:13 leemos que Jesús llamo a sus discípulos y escogió a 12 de ellos, a los cuales también llamo discípulos.

Este oficio es de trascendental importancia:

1.- Se menciona 19 veces en el Antiguo Testamento

2.- Fueron constituidos apóstoles por haber sido testigos de la vida de Cristo Juan 15:27 y recibido de él directamente su comisión Marcos 3:14 y Gálatas 1:1

3.- Sentaron el fundamento del Cristianismo Efesios 2:20. Nadie mas puede ser considerado como apóstol, a menos que se tome en el sentido de extensión por el trabajo desempeñado, como Bernabé Hechos 14:14, Romanos 16:7.

b) Profetas: en los escritos de Esquilos y otros escritores griegos, profeta era un intérprete de los oráculos de los dioses da la idea de predicción y adivinación. Este término es usado en el Antiguo y Nuevo Testamento para describir el oficio o ministerio de ciertas personas escogidas por Dios para hablar lo que Él quería revelar el triple objetivo del ministerio profético consistía en hablar a los hombres para edificación, exhortación y consolación.

c) Evangelistas: la historia de la palabra evangelio es muy interesante. Homero la usa en la Odisea el término designada recompensa u obsequio se usa en la Septuaginta 2Samuel 4:10. Mas tarde el término se uso para referirse a las buenas noticias.

Ernest Williams reconoce lo resume así; el ministerio de los evangelistas consistía en:

1- Predicar y bautizar

2- Ordenar ancianos

3- Ejercer disciplina

4- Representar a los apóstoles

5- Acompañar a los apóstoles

2- Oficiales Ordinarios:

Existen dos clases de oficiales: Pastores y Diáconos

A) Pastores: (Poimen) se usa en muchas partes de la Biblia designando a un pastor de ovejas. Usando la palabra pastor en nuestra traducción española se tradujeron a ella distintos términos griegos como en Hebreos 13:7,17y24, las tres veces aparece la palabra hegoumenos que se traduce los que os dirigen en 1ra. Corintios 12:28 se encuentra la palabra kuberneseis que significa gobernadores o administradores.

La palabra pastor es interesante porque además del sentido de autoridad administrativa, existe la familiaridad entre los términos pastor y pasto lo cual ilustra la legitima función pastoral.

Después de los pastores tenemos otros tres oficios importantes:

1- Ancianos: que eran los de mayor edad y experiencia, y constituían el presbiterio

2- Obispos: que según Thayer significa supervisor, o encargados de ver que las cosas sean bien hechas

3- Maestros: apto para enseñar este cargo lo podía ocupar alguien que había sido escogido y capacitado para el efecto.

B) Diáconos: un diácono es descrito como un sirviente, los ancianos, obispos y maestros eran puestos administrativos de la fase espiritual de la iglesia, los diáconos se encargaban de las necesidades materiales Hechos 6:1-7.

Los tres tipos tradicionales de gobierno eclesiástico

1- Gobierno Congregacional

Las iglesias bautistas, las iglesias cristianas, las congregacionales e independientes se rigen por este tipo de gobierno. Strong, uno de los teólogos bautistas dice: cada iglesia local esta sujeta directamente a Cristo, no hay jurisdicción de una iglesia sobre otra sino que todas están aun mismo nivel y son independientes unas de otras.

Esta posición es citada por Ernest S. Williams que fue superintendente de las Asambleas de Dios y agrega que las iglesias de gobierno congregacional pueden creer en la cooperación entre iglesias pero que ninguna iglesia, ni oficina fuera de si misma debe gobernar las iglesias locales la base neotestamentaria para un gobierno local se dan en la citas siguientes:

a) Juntas de negocios y reuniones de adoración

b) Elecciones y reconocimientos de líderes

c) Autoridad local

d) Cartas de recomendación

e) Provisión para las viudas

2- Gobierno Episcopal

En este sistema, sobre salen ciertos oficiales, reconocidos como obispos, (de ahí el nombre episcopal, de “Epískopos”) la autoridad de obispos y supervisores distritales esta fundada en la práctica de la iglesia primitiva, como se registra en el Nuevo Testamento.

a) Las iglesias locales fueron fundadas y supervisadas por apóstoles

b) Pablo ejerció la superintendencia de las iglesias de Asia y Europa

c) El sistema de ofrendas y la institución de acciones tanto disciplinarias como ceremoniales son asuntos trascendentales determinados por el apóstol a nivel regional.

La iglesia de Dios reconoce como autoridad máxima en asuntos administrativos a la Asamblea General.

3- Gobierno Presbiterial

Este gobierno difiere con el gobierno episcopal también difiere, con los gobiernos democráticos. El tipo presbiterial elige ancianos gobernantes, los cuales forman el consistorio para el gobierno de la iglesia local.

Para asuntos regionales, las iglesias presbiterianas cuentan con presbiterios y sínodos que también son grupos representativos de autoridad superior.

Bibliografia:

Calderon Wilfredo, La Administración en la Iglesia Cristiana, Editorial Vida.

Teologia e Historia

#Frases