13 de mayo de 2008

Asambleas de Dios

Las Asambleas de Dios es una organización cristiana de fe pentecostal que agrupa a diferentes iglesias evangélicas de todo el mundo en Concilios o Convenciones nacionales. Estos Concilios, su vez, están afiliados a la Fraternidad Mundial de las Asambleas de Dios (World Assemblies of God Fellowship). Las Asambleas de Dios forman parte de las principales organizaciones pentecostales más grandes del mundo, pues se han establecido en más de 250 países (2000) y dan mucho énfasis al establecimiento del Reino de Dios por medio del evangelismo y las misiones.
La organización da mucho énfasis al Bautismo en el Espíritu Santo con la evidencia inicial de hablar en otras lenguas también conocido como don de lenguas. Toda su teología está basada en la Biblia, que puede variar según el idioma, por ejemplo, en los países de habla hispana la traducción más utilizada, aceptada y autorizada es la Santa Biblia Reina-Valera, publicada en 1960.

La sede mundial de las Asambleas de Dios está ubicada en Yoido, Seúl, Corea del Sur, dirigida por el Rev. David Yonggi Cho quien dirige la Iglesia del Evangelio Completo desde 1992; sin embargo las elecciones de un nuevo presidente mundial serán llevadas a cabo en Portugal en el 2008.

El nombre de Asambleas de Dios también es utilizado por varias organizaciones no afiliadas a la Fraternidad Mundial de las Asambleas de Dios; es muy fácil reconocerlas pues usan siempre en sus terminaciones la palabra independiente o autónoma.

Fundación de las Asambleas de Dios

Desde 1890 los creyentes envueltos en esta manifestación espiritual eran de muchas iglesias tradicionalmente históricas, pero no podían mantenerse en sus denominaciones porque sus autoridades rechazaban al Movimiento Pentecostal, por lo que decidieron organizarse para realizar un mejor trabajo.

Para 1910 ya había dos grandes asociaciones pentecostales; la primera, la Fraternidad de Texas y Arkansas dirigida por E.N. Bell y la segunda, la Fraternidad de Alabama y Mississippi liderada por H. A. Gross, teniendo en cuenta que para entonces eran muchas las iglesias independientes que surgieron como consecuencia del gran avivamiento pentecostal.

El hermano Bell quien había sido un ministro metodista pero expulsado de su denominación después de haber recibido el bautismo del Espíritu Santo empezó a editar un periódico llamado "La Fe Apostólica" que más adelante se llamó "Palabra y Testimonio" desde Fort Worth, Texas, en cuyas páginas se daba cuenta de los testimonios de muchos hermanos que a lo largo y ancho del país habían recibido la promesa del Espíritu Santo, por lo que sintió la necesidad de unificar a estas muchas iglesias independientes para hacer valer los derechos sobre sus propiedades ante el gobierno, a la vez que se buscaba proteger el trabajo de estas iglesias contra las grandes denominaciones que no veían con agrado la manifestación del poder pentecostal.

Primer Concilio General de las Asambleas de Dios

Con fecha 20 de diciembre de 1913 E. N. Bell publicó un anuncio, convocando a todas las iglesias del nuevo Movimiento Pentecostal a una convención a realizarse a partir del 2 al 7 de abril de 1914 en la ciudad de Hot Springs, Arkansas, fecha que fue históricamente gloriosa cuando los trescientos hombres y mujeres que estuvieron presentes fueron divinamente bendecidos con el poder pentecostal. Entre ellos se encontraban ciento veintiocho misioneros procedentes de veinte estados y de otros países además de los ministros M.N. Pinson, A.P. Hollins, H.A. Gross y D.C. Operman.

El Nombre Asambleas de Dios

Tuvo el hermano K. Leonard el honor de que su ponencia, en cuanto a nombre, tuviera el apoyo mayoritario. Esta consistía en que el nombre del Concilio fuera Las Asambleas de Dios. Los filósofos del nombre sostenían que debería ser algo neutro en cuanto a la doctrina y gobierno, ya que hasta ese momento todos los representantes se consideraban libres, tanto de sistema de gobierno como de credos preestablecidos.

En este primer Concilio General E. N. Bell fue elegido como presidente y J. Roswell Flower como secretario. Una serie de decisiones internas se adoptaron para un mejor desarrollo de la organización que contó con la adhesión de muchos ministros de espíritu pentecostal como el evangelista T. K. Leonard que ofreció al servicio de las Asambleas de Dios su imprenta y escuela en Findlay, Ohio. Los trabajos conciliares también giraron en torno a la unidad, la comunión y la extensión del Reino de Dios, por lo que promulgaron una Declaración que establece los elevados principios de igualdad, unidad, estableciendo a la vez el principio de soberanía de cada Iglesia Local. A los pocos meses se anunció la convocatoria al segundo Concilio General para noviembre de 1914, en la ciudad de Chicago, Illinois.

Henry Clio Ball

Poco antes de la fundación de las Asambleas de Dios, Henry Clio Ball un activo líder metodista de Kingsville, Texas, fue impulsado por el Señor para levantar una obra entre los muchos mexicanos que vivían en el área de Ricardo, una población del mismo estado y no obstante su muy limitada capacidad para hablar el español, se esmeró por aprender esta lengua que al poco tiempo empezó a predicar en el idioma de Cervantes.

Para 1915 dentro del trabajo misionero de las Asambleas de Dios le tocó al evangelista Felix A. Hale predicar en un culto en Kingsville, en el cual H. C. Ball fue bautizado con el poder del Espíritu Santo, sintiendo renunciar a su filiación metodista para dedicarse al trabajo entre los latinos. Poco después en el mismo año, fue ordenado como ministro de las Asambleas de Dios, dedicando su tiempo y talento al trabajo exclusivo entre el pueblo de habla hispana, estableciendo una obra indígena en el vasto estado de Texas.

Mientras tanto en otro lugar del país el Señor de la Obra estaba preparando a una mujer que en su momento junto con el hermano Ball, habrían de efectuar el trabajo más fecundo en la primera hora del movimiento pentecostal latino.

Alice Eveline Luce

La hermana Alice E. Luce originaria de Inglaterra tuvo una profunda vocación misionera. En 1896 luego de terminar sus estudios de enfermería y teología fue nombrada misionera a la India por la Iglesia de Sociedad Misionera. Más tarde, cuando el avivamiento pentecostal que se inició en la calle Azusa de Los Ángeles llegó a la India en 1910, A. E. Luce fue "bautizada con el poder del Espíritu Santo". Encontrándose prestando servicios en el Canadá renunció a su denominación, sintiendo un llamado de parte de Dios para trabajar como misionera entre los latinos.

Estando en Texas conoció a H. C. Ball y otros líderes pentecostales envolviéndose muy pronto en el trabajo de las Asambleas de Dios, de la que fue ordenada como ministro en 1915. Al poco tiempo empezó la obra evangélica entre los latinos en la ciudad de Los Ángeles. Más adelante la hermana Alice E. Luce se dedicó a preparar el programa de capacitación y entrenamiento para pastores y evangelistas a fin de alcanzar al pueblo hispano para Cristo, fundando para tal efecto el Instituto Bíblico Berea, en la ciudad de La Puente, California.

Organización

La Fraternidad Mundial de las Asambleas de Dios, agrupa a todos los Concilios Nacionales de cada país interveniendo únicamente en asuntos de gran relevancia. La organización de cada Concilio Nacional depende de las necesidades de cada país, aunque la mayoría está dividido en Distritos, regiones y secciones para una mejor administración. La estructura organizacional de las Asambleas de Dios se describe de la siguiente manera:

Directiva General

Superintendente General: Se encarga de realizar planes de regulación anuales con el fin de ejecutarlos y es elegido en las asambleas conciliares que se realizan generalmente cada dos años.

Vice Superintendente General: Apoyo al Superintendente Nacional o General (en algunos países)

Secretario General: Se encarga de presidir todas las juntas del Concilio, así como de llevar las minutas de las mismas.

Tesorero General: Se encarga de llevar la contabilidad del Concilio y a la realización de presupuestos con respecto a los planes reguladores.

Superintendentes Adjuntos: Ayudan al Superintendente General a dirigir los distritos en los cuáles está dividido el Concilio. Cada Superintendete Adjunto, organiza un determinado grupo de distritos.

Presbiterio Distrital

Superintendete Distrital: Se encargan de administrar las iglesias locales pertenecientes a sus distritos, así como guiar a cada uno de los ministros o pastores. Controlan los inventarios de bienes del Concilio. Interviene de igual forma en dificultades que allá en las iglesias locales que lo soliciten.

Secretario Distrital: Se encarga de llevar el archivo de los bienes del Concilio, así como la correspondencia de su competencia. Entre muchas otras actividades.

Tesorero Distrital: Se encarga de llevar las finanzas del distrito correspondiente.

Presbiterio de Región

Presidente de Región; Visitan la región en forma programada. Presiden las elecciones pastorales en las iglesias locales. Soberanizas iglesias y ceremonias según se les solicite.

Secretario-Tesorero de Region: Ayuda a las finanzas y las minutas de las reuniones regionales.

Presbiterio de Sección

Presidente de Sección: Realizan actividades y administran cada una de las iglesias locales de su sección. Convocan a las iglesias a la unidad y santidad.

Secretario-Tesorero de Sección: Apoya al presidente a la ejecución de sus actividades.

La Asamblea Local

Autonomía de las Iglesias

Cada iglesia local es independiente una de otra, aunque se procuran las buenas relaciones y la cooperación de las mismas. Por lo general cuando una iglesia se establece en una región muy poblada aparece un problema de sobrecupo o de lejanía para una gran cantidad de personas, por tal razón las iglesias más grandes y con mayores ingresos pueden crear misiones que dependen estrictamente de ellas hasta que se soberanizen y pueden seguir avanzando por si solas. Las iglesias locales únicamente rinden informes ante las Asambleas de Dios y están bajo la cobertura y prestigio del Concilio. La soberanización de las iglesias debe ser precedida por los Superintendentes de Distrito o por el Presidente de Región.

Las iglesias afiliadas al Concilio tienen muchas ventajas y facilidades, pues reciben apoyo espiritual por parte del Concilio Nacional, en muchos países contribuyen al financiamiento de las iglesias. Tienen reconocimiento oficial y son convocadas a confraternidades o alianzas en las cuáles se disfruta de un gran amor y apoyo de todos los miembros. Además se ofrecen cursos de capacitación por los líderes de los departamentos oficiales del Concilio.

Al ser cada iglesia autónoma, tienen diferentes programas o reuniones, aunque generalmente cuentan con los mismas sociedades o departamentos que ayudan a su crecimiento y desarrollo. El Concilio Nacional en los países hispanos ha establecido sociedades y departamentos de validez oficial. A continuación se mencionan:

Sociedades.

Sociedad de Varones: Varones casados.

Sociedad de Damas: Mujeres casadas.

Sociedad de Jóvenes o Embajadores de Cristo: Jóvenes solteros de ambos sexos.

Sociedad Infantil: Niños de ambos sexos de iniciando de 0 hasta 12 años.

Sociedad de Exploradores del Rey: Niños y adolescentes, desde 5 hasta 15 años.

Sociedad de Misioneritas: Niñas y adolescentes desde 5 hasta 15 años de edad.

Departamentos.

Departamento de Educación Cristiana:Este departamento agrupa al Departamento de Evangelismo, Misiones y Escuela Dominical, con el fin de proporcionar cursos de capacitación para los evangelizadores y maestros, además de velar por la doctrina bíblica de las Asambleas de Dios.

Departamento de Escuela Dominical: Se trata de clases impartidas los días domingos, con el fin de capacitar a los miembros de una congregación en temas de gran relevancia, basados en libros específicos publicados por las editoriales oficiales de cada Concilio.

Departamento de Evangelismo y Misiones: Este departamento se encarga de realizar proyectos de viajes misioneros, así como la contribución financiera de los misioneros que están trabajando bajo la cobertura del Concilio de su país. También se encarga de realizar Campañas Evangelísticas o de brigadas de evangelismo en las regiones más vulnerables de una región.

Otros departamentos: Cada iglesia puede crear los departamentos necesarios según establezca la asamblea local, por ejemplo, se han creado departamentos de EBDV (Escuela Bíblica de Vacaciones, para recaudar fondos en favor de la realización del proyecto. Otros pueden ser Departamento de Pro-Construcción, Eventos Especiales, etcétera.[5]

Organización de la Iglesia Local

Las asambleas locales, están contituidas de la siguiente forma:

Pastor Titular: Es la máxima autoridad en la iglesia, y se encarga de dirigir e instruirla en la doctrina bíblica y de las Asambleas de Dios. El pastor, también llamado ministro de culto, presbítero o reverendo debe estar afiliado al Concilio y mantener buenas relaciones con el distrito. El pastor trabaja de tiempo completo en la iglesia de forma permanente o hasta que pida su carta de renuncia.

Pastor Asociado: El pastor asociado, es únicamente establecido cuando el pastor titular considere que es necesaria la ayuda de un co-pastor. Este pastor debe ser un ministro ordenado por el Concilio y autorizado por el cuerpo ejecutivo de la iglesia.

Secretario General: Es elegido en una asamblea plenaria al final del año, para efectuar sus funciones el primero de enero del siguiente año al que fue electo. Debe tener el Bautismo en el Espíritu Santo.

Tesorero General: El tesorero general de la Iglesia es el que controla las finanzas de la iglesia, así como la entrada de los diezmos y de las ofrendas realizadas por la feligresía. Es electo en una asamblea plenaria anual y debe ser de preferencia contador. De igual forma debe tener el Bautismo en el Espíritu Santo.

Diaconía: El cuerpo de diáconos es elegido en una asamblea plenaria anual y deben ser miembros en plena comunión bautizados con el Espíritu Santo, mayores de 20 años y deben apoyar al pastor en los proyectos. Deben tener sabiduría, inteligencia y discernimiento. La cantidad de miembros del cuerpo de diáconos debe ser establecidos por la asamblea de acuerdo a sus necesidades.

Cuerpo Ejecutivo: Está integrado por el pastor, el secretario de la iglesia, el tesorero de la iglesia y el cuerpo de diáconos. Su función es velar por el desarrollo y crecimiento de la iglesia, así como tomar acuerdos en cuanto a doctrina o situación específica.

Junta Administrativa de Gobierno: Está integrada por el Cuerpo Ejecutivo y por todos los líderes presidentes, vicepresidentes, secretarios y tesoreros de las sociedades y departamentos de la iglesia local.

Clasificación de los Miembros

El Concilio Nacional ha proporcionado una clasificación para todos los miembros de la iglesia. A continuación se describen:

Miembros Catecúmenos: Son las personas que recientemente han aceptado a Jesucristo como su Salvador y que necesitan ser instruidos en la Biblia.

Miembros Honorarios:Niños, adolescentes y personas que asisten regularmente pero que no están bautizadas en agua.

Miembros Pasivos: Creyentes bautizados en agua que no cumplen el Reglamento de la Iglesia Local, o hermanos de otra asamblea de Dios que no tienen una carta de traslado.

Miembros Activos: Creyentes bautizados en agua menores de 18 años que cumplen el Reglamento de la Iglesia Local.

Miembros en Plena Comunión: Creyentes bautizados en agua mayores de 18 años que cumplen con el Reglamento de la Iglesia Local.[6]

Forma de Crecimiento

Cada iglesia puede establecer la forma de evangelización que desee cumpliendo siempre el mandato de Jesucristo. Existen diferentes métodos de crecimiento que se adecuan a las características y necesidades tanto de la iglesia, como de su entorno.

Campañas Evangelísticas: Son organizadas por una o más iglesias trabajando en coordinación con evangelistas ordenados por las Asambleas de Dios y ministerios musicales que ministran la adoración y alabanza a Dios. Se caracterizan por milagros, Bautismos del Espíritu Santo y búsqueda comunión espiritual.

Brigadas de Evangelismo: Estas brigadas ofrecen servicios de salud, alimentos, vestimenta en las regiones más vulnerables de alguna región específica.

Evangelismo Casa por Casa: Generalmente practicado por asambleas locales o en barrios chicos.

Sistema Celular: Este es el método más reciente que las Asambleas de Dios han empezado a utilizar, por ser muy eficaz. Las Asambleas de Dios, no están afiliadas al Movimiento G12. El sistema celular, se basa en reuniones en las casas de los miembros de las asambleas locales con un número aproximado de 12 personas por célula. En algunas iglesias, a las células se les llama también Grupos de Oración.

Nuevos métodos: Emplean otras estrategias como soportes de publicidad (tales como fotolog, subscripciones virtuales, recitales al aire libre, campañas de concientización) para predicar el evangelio.

Del Nombre de las Iglesias

Los feligreses pertenecientes a las Asambleas de Dios se reunen en templos que tienen nombres diferentes, generalmente empiezan con el nombre del lugar de adoración que la asamblea haya decidido, seguido de un nombre bíblico y terminando invariablemente con la terminación "de las Asambleas de Dios".

Otras iglesias locales que se establecen por primera vez en algún poblado o ciudad optan por llamarse de acuerdo a como se vayan creando las iglesias o siguiendo un orden consecutivo, por ejemplo, Primera Asamblea de Dios de Mérida. Algunas otras utilizan los nombres de sus pastores o de sus localidades (generalmente iglesias de habla inglesa), por ejemplo: Hills Assembly, Sidney Assembly.

Construcción de Iglesias

El tipo de construcción de cada iglesia local, depende más que nada de la región territorial en la que se encuentre, de la cantidad de miembros que tenga y de los ingresos que tenga. Por ejemplo en México en la región sureste del país las iglesias más grandes están construidas con blocks de piedra, mientras que las más pequeñas están hechas de palos con techo de lámina o de "huano". En otros lugares las iglesias tienen formas rústicas de construcción, otras congregaciones rentan locales, como cines, teatros antiguos o departamentos.

Servicio de Educación Cristiana

Institutos Bíblicos

Son instituciones que capacitan a todos aquellos miembros activos o en plena comunión que sienten el llamado de Dios a pastorear una iglesia o a estudiar para obtener un cargo de alto rango dentro del Concilio. Los institutos están establecidos en cada distrito del Concilio, algunas veces existen dos institutos por distrito, dependiendo la necesidad. Los institutos pueden utilizar los siguientes métodos de capacitación:

Institutos Diurnos: Tienen una duración de tres años, cada año de siete meses de clases.

Institutos Nocturnos: Duran tres años con una duración de ocho a nueve meses de clases.

Institutos por Correspondencia: Programan sus actividades cumpliendo con todas las materias que establece el Plan Básico de Institutos Bíblicos.

Cuando los alumnos terminan sus estudios, se les entregan certificados, diplomas o bachillerato en Teología, según el nivel de estudio secular que se tenga. Por ejemplo:

Secundaria no terminada: Certificado de Estudios Teológicos.

Secundaria terminada: Diploma de Estudios Teológicos.

Preparatoria o universidad: Bachillerato en Teología.

Instituto de Superación Ministerial

Se ofrece al estudiante un año académico completo de estudios avanzados a través de un plan en que el interesado asiste a cuatro seminarios de cuatro semanas cada uno y cumple tres períodos intermedios de estudio por investigación y trabajos por correspondencia. Los pastores deben tener dos años por lo menos de pastorear una asamblea con su credencial respectiva; así como haber estudiado en el Instituto Bíblico.

Facultad de Teología de las Asambleas de Dios

Ofrece dos programas de estudio de nivel Maestría. Estos son Maestría en Teología Práctica y Maestría en Misionología. Ambos programas constan de cinco módulos de tres semanas, con tres asignaturas por módulo.

Clasificación de los Ministros

Los ministros de las Asambleas se clasifican en cuatro, los cuáles deberán haber iniciado sus estudios en un Instituto Bíblico fundado por las Asambleas de Dios.

Ministro Iniciado: Esta credencial es otorgada a los hermanos graduados de algún instituto bíblico y que estén al frente de una iglesia o ejerzan un ministerio.

Ministro Aprobado: Estos ministros deberán haber obtenido la credencial anterior y haber cumplido un año de ministerio activo. Esta credencial se le puede otorgar a pastores que no cursaron algún instituto bíblico después de tres años activos.

Ministro Licenciado: Se otorga a los ministros con cuatro años de ministerio activo con credencial de ministro aprobado.

Ministro Pleno Ordenado: Estos ministros deben haber cumplido dos años de ministerio activo con credencial de ministro licenciado y haber desarrollado habilidad, fidelidad y madurez espiritual en su ministerio.

Cabe señalar que los Concilios Nacionales han aceptado a la mujer ministro con las mismas facultades que al hombre.

Bibliografía

Tomado de

http://es.wikipedia.org/wiki/Asambleas_de_Dios

http://es.wikipedia.org

Teologia e Historia

#Frases